“Charles Maurras”. Olivier Dard.

“Charles Maurras”. Oliver Dard, Ed.Armand Colin, París, 2013, 352pp. 25€maurras portada

Charles Maurras (1868-1952), 60 años después de su muerte, vuelve a ser objeto de interés historiográfico e intelectual, ¿y de algo más? Olivier Dard, el autor de esta nueva biografía, se pregunta cuál es hoy el interés de un autor devenido marginal en el escenario político. En un riguroso y objetivo estudio analiza la biografía de Maurras, sus influencias en la historia francesa y europea, su auge, caída, condena y rehabilitación por Roma, conversión y muerte.

Es claro que Maurras ya no es un personaje directamente influyente en la vida y en las ideas dominantes en la política contemporánea, igual que no hay duda que fue uno de los personajes más importantes de la primera mitad del siglo XX. En torno a su gran obra, la Action Française, se reunieron los grandes personajes políticos y literarios de la Francia de la III República, y no se puede entender esta época crucial de Europa dejando a un lado a Maurras.

Fue un alumno destacado, interesado por la literatura y la filosofía, cuya prometedora carrera quedó pronto marcada por tres sucesos que le acompañarán el resto de su vida. La muerte de su padre, una precoz sordera que le incapacitó para una vida pública corriente, y finalmente la pérdida de la fe. Tres acontecimientos de distinta índole que marcarán el carácter del “maestro”.

Él mismo dijo que su vida podría dividirse en cuatro capítulos. El primero iría de 1885, fecha de su llegada a París, hasta el Affaire Dreyfus, el segundo desde la fundación de Action Française hasta la victoria de 1918, la tercera cubre el periodo de entre guerra hasta 1830, y la cuarta es la de su apoyo a Petain, posterior condena, y caída en desgracia.  Resulta muy interesante recorrer el camino propuesto por el profesor Dard para intentar comprender al “maestro” y, con él, a una generación que se movió en masa entre extremos. El nacionalismo, antisemintismo, realismo o republicanismo, fascismo o comunismo, clericalismo o ateísmo militante, fenómenos contrarios y en muchos casos vividos acríticamente por una misma persona. No fue el caso de Maurras, siempre fiel a unas pocas ideas, quizás demasiado fiel, con la fidelidad del intelectual a las ideas, y no tanto a los hechos, lo que le valió ser acusado más de una vez de intransigente y rígido por alguno de sus seguidores. No es Maurras, por tanto, el hombre de acción advenedizo y dúctil, sino más bien el de un intelectual que influye desde un segundo plano. No es el revolucionario tipo de la Francia decimonónica, sino el contrarrevolucionario que ama la estabilidad y la seguridad.maurras retrato

Nacionalista y realista, influido por su maestro Comte, afirmó la primacía de la política en una época en la que lo espiritual aparecía mezclado y confundido en los asuntos mundanos. También él fue víctima de la confusión y le valió interesantes respuestas como las de su antiguo discípulo Maritain en su conocido “Primacía de lo espiritual”. En este contexto de lucha y aclaración entre lo político y lo espiritual llegó su condena por la Santa Sede en 1926 y la inclusión de algunas de sus obras en el Index, aunque levantada posteriormente en 1939 por Pio XI.

Apoyó la Primera Guerra Mundial y denunció el Tratado de Versailles por zanjar mal un asunto y dejar abiertas demasiadas cuestiones que, casi necesariamente, volverían con una nueva fuerza, como así sucedió en 1939. Su crítica a los políticos de la III República, que llevarían a Francia al desastre, no fueron escuchadas y la derrota no tardó en llegar. Esto, junto a su apoyo al Mariscal Petain, su antisemitismo y un acentuado nacionalismo, contribuyó a la creación del mito de que Maurras era el director de orquesta de la revolución nacional y el colaboracionismo. Dard trata escrupulosamente el caso con la tranquilidad y perspectiva que otorga el paso del tiempo y muestra a un Maurras convertido en chivo expiatorio de una nación que se dejó llevar irresponsablemente por los acontecimientos.

El “maestro” fue condenado y sólo salió de prisión por un indulto especial por enfermedad que le permitió morir fuera de la prisión. Dard cita el testimonio del canónigo Cormier sobre los últimos días de Maurras y su conversión “in extremis”. Cuando este le comentó la posibilidad, no solo de recibir la bendición, sino también la confesión, Maurras respondió: “Sí, ciertamente es mi deseo”. Y llegado el momento de la unción de enfermos, contestó: “Es con pleno conocimiento que quiero, esta vez, que se me administre, porque quiero que todo suceda con lealtad y honor. Uno no termina su vida con una superchería”.

Para Olivier Dard, Maurras sigue siendo el “maestro”, cuyas ideas hoy ya no son relevantes, pero cuyo reconocimiento como hombre de letras, que sacrificó su obra de escritor por su gran pasión, la política, no debe ponerse en duda.

Olivier Dard es profesor de Historia Contemporánea en La Sorbona de París. Con este ensayo se perfila en el escenario editorial francés como uno de los biógrafos destacados de principios de siglo. Sus principales obras publicadas son:

Bertrand de Jouvenel, Perrin 2008.389 p.

Voyage au cœur de l’OAS, Perrin, 2005

Le rendez-vous manqué des relèves des années trente, PUF 2002.

Les années trente. Le choix impossible, Le Livre de poche, références, 1999, 278 p.

Jean Coutrot, de l’ingénieur au prophète, presses universitaires franc-comtoises, 1999, 468 p.

La synarchie, le mythe du complot permanent, Perrin, 1998, 294 p.

Henri Queuille, Journal de guerre Londres-Alger, (avril 1943-juillet 1944), présenté et annoté par Hervé Bastien et Olivier Dard, préface de Serge Berstein, Plon/Fondation Charles de Gaulle, 1995, 379 p.

Anuncios

Un comentario el ““Charles Maurras”. Olivier Dard.

  1. Pingback: Índice bibliográfico | Seminario de Estudios Políticos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s