Manuel de los Reyes. “La casa social católica de Valladolid”. Ed. Encuentro

La casa social católica de Valladolid (1881-1946). Renovación social y presencia cristiana. Manuel de los Reyes. Ediciones Encuentro, Madrid, 2013. 692pp.

portada casa social II

El último cuarto del siglo XIX y el principio del siglo XX están marcados por una serie de cambios sociales, políticos y culturales que deberán ser asumidos con prudencia. El tránsito de la vida rural a la urbana, de una sociedad aristocrática a una sociedad cada vez más democrática, el modernismo, las relaciones entre la Iglesia y el Estado, junto al auge de los socialismos, el anarcosindicalismo, las guerras, y los problemas particulares de España, como la precaria situación del campo y de los obreros, la crisis social y política o el 98, harán que la vida pública se vea cuestionada y que se hagan necesarias nuevas iniciativas que respondan a las necesidades concretas.

La casa social católica de Valladolid (1881-1946) es ejemplo de esa iniciativa y relata un capítulo de la historia social y religiosa española que ilustra de modo preciso y moderado un modo de presencia pública libre y no estatista. Centrada principalmente en Valladolid y con el protagonismo de los PP. Francisco de Sales Colina, Marcelino de la Paz y Sisinio Nevares, también es un fragmento de la historia de la Compañía de Jesús y de España.

La “cuestión social” fue el eje de las obras católicas de la época, que recibió el espaldarazo definitivo con la Rerum Novarum (1891) de León XIII, y se preocupó, en España, por la desatención de los trabajadores del campo, de los obreros en las ciudades, por el altísimo nivel de analfabetismo, el crecimiento acelerado de respuestas secularizadas como el socialismo o el liberalismo, el empuje creciente del sindicalismo de clase o la amenaza revolucionaria. La reacción católica ante un problema grave de la gente sencilla agravado por las tentativas violentas o injustas de encontrar una solución fue la de llevar la fe y la vida cristiana a todos los rincones de la sociedad. El modo concreto retratado en este libro ilustra cómo se entendió la participación según la Doctrina Social de la Iglesia en aquel momento. A partir de la Asociación Católica de Escuelas se promovieron multitud de obras como la Federación de Sindicatos agrícolas católicos, los Sindicatos Obreros, la Caja Popular de Ahorros y Préstamos, mutualidades benéficas y religiosas, etc., cuyo núcleo era la Casa Social Católica de Valladolid.casa social

La Segunda República, la Guerra Civil y los primeros años de la dictadura acabaron por agotar una forma histórica de presencia cristiana en el mundo que había ofrecido un legado precioso para Valladolid y para España. La historia relatada acaba en 1946 dejando paso a una nueva época en la que los cristianos empiezan a valorar otros modos de presencia y, en la que, en palabras de Ratzinger, “la fe en la organización cede a una invitación a la responsabilidad de la persona”.  En efecto, la Revolución Francesa abrió el periodo de la organización y acabó con el de la “ordenación”. La idea de orden dio paso a la de organización, y paralelamente el gobierno cedió ante la administración y el derecho ante la legislación. El reflejo de estos cambios se apreció en el crecimiento del centralismo, ya fuese de corte estatista o clerical, y un verticalismo de la vida pública cada vez más acentuado hasta llegarse a un dirigismo e intervencionismo que dejó muy dañado el espacio público. Esta fase de la “organización” empieza a dejar pasar por sus fisuras el flujo de la participación de un modo muy discreto a partir de los años 50 del pasado siglo. Se empiezan a intuir nuevas formas de participación y de presencia en la vida pública que, como han señalado autores como Guardini o el arriba citado Ratzinger, se caracterizan por ser más personales y menos “organizativas”.

Manuel de los Reyes retrata con gran precisión y buen oficio una compleja historia local, religiosa y social muy bien documentada que, claro está, tuvo sus luces y sus sombras, pero que sin duda fue una respuesta adecuada a un momento concreto. Es una invitación a que hoy nos preguntemos de nuevo cómo responder a los problemas graves de nuestro tiempo desde una correcta comprensión de lo que es el espacio público y la participación política.

Armando Zerolo Durán

Anuncios

Un comentario el “Manuel de los Reyes. “La casa social católica de Valladolid”. Ed. Encuentro

  1. Pingback: “Economía social en Valladolid” Manuel de los Reyes. | Seminario de Estudios Políticos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s