El siguiente campo de cultivo

Tras la intervención de Rusia, el vuelco a favor de Assad en la Guerra de Siria y la victoria de Trump, una inquietud recorría el subconsciente de los críticos de las oligarquías occidentales: ¿y ahora qué?

Para el temible complejo económico-bélico occidental, siempre ha de existir un campo donde, por una parte, gastar mucho dinero y por otra parte, mantener la presión y el control sobre el mundo no-occidental. Pero al encaminarse hacia el agotamiento el fecundo -en guerra y emigrantes- campo sirio (aquí una interesante exposición de la Hna. Ma. Guadalupe Rodrigo) por la previsible victoria Sirio-Ruso-Iraní y la derrota del terrorismo (y la OTAN), algunos nos preguntábamos: ¿y ahora cuál será el siguiente campo de cultivo de las élites occidentales?

Dos posibilidades surgían en el horizonte: o una cadena de atentados en Occidente (sobretodo Europa, que es el tonto útil del atlantismo) de mayor o menor gravedad, o bien un nuevo frente internacional. Parece que, en este sentido, el Deep State, ha conseguido aparentemente reactivar la tensión Siria (hasta los medios oficiales ya se hacen eco de este atentado de bandera falsa) y además, recordar al inocente espectador occidental que existen todavía muchas posibilidades de guerra por medio del bombardeo de Afganistán y el envío de tres Portaaviones a Corea del Norte.

Pero in politicis, las cosas pueden tener muchos planos, como en toda buena obra teatral y no siempre lo que hace un personaje tiene el sentido que parece y sólo se descubre ese sentido a medida en que se desarrolla el drama. Así, todavía no sabemos hacia dónde se encaminará el mundo: si hacia un debilitamiento tanto del poder de las élites occidentales sobre el mundo como de las mismas sobre sus pueblos, o por el contrario hacia la guerra internacional, la crisis económica y el desierto cultural-simbólico.

Por ello merece la pena oír análisis como los de Thierry Meyssan: nada de lo hecho hasta ahora es irreversible y podría ser un modo por el que Trump no se enfrenta al Deep State mientras no tiene su poder consolidado. Es lo que sugiere en estos dos artículos breves:

Trump: dos pasos adelante y un paso atrás

¿De verdad cambió Trump de casaca?

Meyssan señala que una reunión de cuatro horas entre Tyllerson y Lavrov y luego otras dos horas con Putin, no parece que sea simplemente una reunión para constatar diferencias. Las dudas ahora son: ¿se reactivará irreversiblemente el conflicto sirio o podrá finalmente concluirse con la derrota del terrorismo patrocinado por las potencias occidentales? ¿Se abrirá un nuevo frente en Corea del Norte y, si es que sí, servirá ese frente para poder justificar ante el Deep State el cierre del conflicto sirio? Cuando se te hace presidente de una asociación de drogadictos, no es tan fácil cortarles las dosis. Si acaso se les puede ofrecer metadona lejos de su camello habitual mientras se les separa, distrae e impide que roben para pagarse las dosis. Cómo se curará la “guerradicción” de las potencias occidentales es la pregunta que tenemos que plantear ahora.

Eso presuponiendo que Trump y algunos estadounidenses más quieren acabar con este ciclo de dependencia auto-destructivo. Porque existe la posibilidad de que simplemente el drogadicto esté incrementando la dosis, ampliando campos de cultivo. Y mientras, ¿quién nos liberará de esta banda de adictos al robo, al conflicto bélico internacional y a la destrucción de los pueblos occidentales que ahora nos gobierna? ¿No debería llegar la hora en la que echemos a esta banda de ladrones -San Agustín dixit- y polemofílicos de nuestra casa?

Alonso Muñoz Pérez

Origen: El siguiente campo de cultivo

Anuncios

2 comentarios el “El siguiente campo de cultivo

  1. El post es moderado y sólido. Describe la situación actual de Europa como es en la realidad. Con un liderazgo moral profundamente degradado y una situación de dependencia que ya no consigue disfrazar nuestro estatus colonial desde la postguerra. Así seguimos, haciendo de plañideras por los refugiados que producen nuestras guerras y golpes de estado.
    Hay silencios que son pecado en cualquier sistema moral.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s